29 octubre, 2007

Veneno de humanidad

Estoy en un colectivo de la línea 2 que me lleva hasta el trabajo, .
A la altura de Rivadavia al 8100, el semáforo lo para.
Se acerca a la puerta una señora que traía del brazo a un señor mayor no vidente. Y le golpea la puerta del colectivo al chofer, y este ni mira. Un señor se suma a la señora en golpear la puerta del colectivo, y el chofer como si nada. El semáforo se pone en verde y el colectivo arranca, dejando al cieguito abajo.
Las puteadas al energúmeno no se hacen esperar, y el tipo como si nada.
El infeliz desconoce (o hace que desconoce) la ley que lo obliga a parar en cualquier esquina del recorrido para el ascenso o descenso de personas discapacitadas, embarazadas o mujeres con niños pequeños.
Pero no es eso lo que me motivó a escribir estas líneas, sino la falta de compasión, de respeto al otro, de humanidad.
No hace falta una ley para que un tipo al comando de un transporte se comporte como una persona.
Por todos lados veo la falta de interés por el prójimo, y sobre todo si ese prójimo tiene algún impedimento o está en desventaja.

Los conductores de colectivos, autos, camiones, etc., que violan la luz roja, mostrando un desprecio irracional por la vida de los que caminan.
Los bancos que abren después de las diez, mientras afuera hay una cola de jubilados asándose al sol o empapándose bajo la lluvia.
La gente que no deja pasar en una cola a una embarazada o a un anciano, y que cuando alguna autoridad los adelanta en la fila, putean o resoplan, como si no hubieran nacido de mujer o no fueran a envejecer nunca.
Los que estafan a un extranjero que no habla nuestro idioma, cobrándole de más o dándole dinero falso o viejo.
Los que utilizan a los niños para mendigar.
Los que no le dan paso a las ambulancias o bomberos, porque no quieren perder 30 segundos de tiempo (ignorando que quizá, sea un familiar suyo a quién van a auxiliar o su casa la que se quema).
Los que pasan junto a un no vidente, o un anciano, o alguien con dificultad motora, que intenta cruzar una calle y ni los miran.

Abusos de poder. Poder sobre la desventaja. La desventaja de la edad, de los peatones, de la niñez, de la invalidez.
¿Estamos perdiendo nuestra capacidad de ser humanos?
¿En que momento dejamos de ser especie para convertirnos en individuos, individuales?
¿Sufrimos de un tipo de ceguera que nos impide vernos en lo otros?
Por favor, que alguien me ayude a comprender, porque juro que yo no puedo.




No te entregues.

29 comentarios:

Estar latiendo dijo...

Somos la única especie animal que no tiene conciencia de especie. El resto de los demás animales, no teniendo raciocinio, se salva en manada, protege, y acompaña, nosotros no.
Te dejo eso, y fijate lo que pasó ayer, eso dice mucho:

Ju


pd: tal vez la clave sea no pensar..

Anónimo dijo...

Sí, ud me dio la razón allá, y yo s ela doy acá, pero por coincidencia tb. Estas cosas yo no las logro entender, en definitiva somos seres humanos, personas, qué piensa un colectivero cuando hace eso??? o en los demas ejemplos, no logro entender esas actitudes, que, encima no cuestan nada, son pequeños hechos, sin sacrificio, que facilitarian al otro una accion, y no, no la hacen. En algunas cosas si vamos para atrás, peor bueno, ahí es cuando uno debe poner su granito de arena y dar el ejemplo.

rodolfo librero dijo...

Todo transcurre de la manera que lo piensa y lo escribe. Hay para agregar otros desvarios de sectores que se comprometen a ser equitativos, luego se olvidan y no hay manera que cumplan lo que han dicho.
Por ahora el error es conocido, el cambio generacional no se produce, el vandorismo del menemismo sigue su curso con viejos-nuevos nombres y aparece el populista, pero el ser nacional anda a los tumbos desde hace añares. Esperemos un poco de esperanza no te la regalan. Hay que encontrarla en la discución

MC dijo...

Compañerito de aventuras terrenales planetarias, yo siempre me cuestioné eso de "comportamiento inhumano".
¿Alguien te aseguró que alguna vez tuvimos "capacidad de ser humanos" y ahora podríamos estar perdiéndola?
Solo revisemos los últimos 2000 años de historia registrada mas los 5000 levemente vislumbrada.
Lo que tenemos es la oportunidad de asimir nuestra propia esencia donde la maldad es inherente a nuestra esencia.
La esperanza es que posiblemente si tratamos de dejar de ser "humanos" podríamos, en una de esas, comenzar a convertirnos en algo mejor.
Abrazo.

Lady VAG (abunda) dijo...

Las que le decía a la amiga "anda a buscar al pendejo así nos dejan pasar y nos vamos antes" en una cola eterna dentro de un colegio que era un sauna.
Eso tambien es una falta de respeto.

Lo que pasa que la gente cada vez es más egoísta y solo piensa en ella sin más alla, sería algo así como : Haré MI bien, sin mirar a quien...

Un asco.

juano dijo...

pri!


todavia no lei el post. en un rato lo leo.

paso a felicitarte por tu participacion en el concurso que a pesar de tener pocos votos fue digna y honorable.

saludos!

rodolfo librero dijo...

BrujoFer
Concuerda todo, nada se desata.

Carolina dijo...

Vivimos en una locura... la falta de respeto, de humanidad, de educación y de ponerse en el lugar del otro son cada vez mayores.

Estamos todos locos!! El día viernes iba un amigo viajando en tren de Quilmes a La Plata; sentado frente a él a unos tres metros, un policía alcoholizado.
Saca su arma, le apunta, y sin más, le tira.
Por suerte no atinó. Ni ese, ni los dos tiros a otros costados.

Carolina dijo...

Caro recomienda: Leé Ensayo sobre la ceguera de Saramago.

Lolix dijo...

Claro, lamentablemente todos padecemos ciertas cegueras e incapacidades.

No lo digo para disculpar al colectivero: ESE ES UN HDP. ¿le tomaste el número? Porque a ése, yo lo denuncio. Por menos que eso, no sabés la de veces que llamé a la empresa de bondis y a la Comisión Nacional del Transporte.

Dalma dijo...

Lamentablemente nuestros hijos estan creciendo en esa sociedad con cada vez menos valores y respeto hacia el prójimo, lo que hara que probablemente ellos actuen igual.
Está en nosotros enseñarles algo diferente.

Almendra dijo...

Che, Brujo. Me remito al primer párrafo de su escrito...
¿cómo demonios hizo para escribir el post si estaba "en un colectivo de la línea 2 que me lleva hasta el trabajo"?

Fuera de broma, pienso que la gran mayoría de los colectiveros son una lacra. No todos, pero muchos... demasiados.

Para quienes tenemos que padecerlos todos los días de la vida es una odisea.

No dejaremos en toda la eternidad de leer y escribir post sobre los colectiveros, son incansables...

Besos brujos.

Brujofer dijo...

Tomás: Es verdad. Estaría bueno llenarnos de arena.

MC: Y sí, quizá siendo más animales, seríamos menos animales.

Lady: Totalmente de acuerdo, eso también es abusar de la desventaja de los otros que no tienen niños, y del noño en cuestión que se transforma en un arma para sacar ventaja.

Librero: JA! Que buen consejo.

Carolina: ¿Es verdad lo que contás? ¿No hizo la denuncia tu amigo? (aunque imagino que no serviría de nada). "Al servicio de la comunidad"

Lolix: Le tomé el número y llamé a la CNRT (0800-33-30300). A ver que pasa.

Dalma: Espero poder enseñarle a mi hijita los valores necesarios para que en el futuro sea una persona linda por todos lados.

Almendra: Lo escribí telepaticamente con mi cerebro superdesarrolado.
Los colectiveros son una constante fuente de inspiración de puteadas y deseos de muerte.
No todos son así, pero tengo que escarbar mucho en la memoria para acordarme de alguno digno de ser llamado gente.

Carolina dijo...

Es depossssta lo que cuento, sí, hizo la denuncia, estuvo como tres horas declarando...
Pero qué barata la sacó, menos mal que estaba demasiado borracho como para atinar...

Estar latiendo dijo...

Che brujo..., ¿estás enojado conmigo? Porque a mí no me respondiste el comment...
Y yo que iba a propnerte editar tu libro de faltas ortográficas para literatos...
buah, buah, buah, buah...
hipi pi pipi

besos enojados:

Ju

Brujofer dijo...

PEDÓN, PERDÓN, PERDOOOOOON!!!
No estoy enojado Ju, se me pasó nomás. Por responder rápido, no fuí hasta el primer comentario.
¡¡ME FLAJELO!! ¡¡ME TIRO ACEITE CALIENTE EN LA CARA!!
Pedón de nuevo.
Es verdad Ju, no nos manejamos como especie, porque creemos que eso es de animales, y que nosotros somos una cosa superior, como si el hecho de tener inteligencia nos hubiera servido de algo.
"Mas conozco a la gente, más quiero a mi perro"

Anónimo dijo...

Sí, yo tb viajo en micro, recuerdo una discusión porque el tipo no me quizo cobrar $0,75 porque lo tomé una cuadra antes dle cambio de seccional (porque justo pasaba, sino me hago esa cuadra), y pasando esa cuadra y todo insistió en cobrarme 1, 20, que no tenía en ese momento, sino los pagaba, y me quiso hacer bajar (sí, por $0,45 que ni siquiera van para él y por una cuadra, que fue cuestión de azar). Por qué se le habrá dado en ponerse tan ortiba por 0,45 y tan exigente en una cuadra, no sé, pero les asegueo que no me bajé. Yahoo!!! le gané al sistema!!!

ADENOZ dijo...

En ningún comment encontré lo que hubiera hecho yo en la misma circunstancia.
En mi barrio, si pasa algo así, nos acercamos al chofer y, pegándole un sopapo detrás de la oreja, le reclamamos por su fea actitud.
Si se da el caso de que la bestia es un rinoceronte en celo, se lo puede enfrentar fríamente, ya que el tipo no va a arriesgar su laburo en una trifulca.
Los tipos hacen esas guachadas, porque saben que la gente no reacciona violentamente. Sabe que la mayoría refunfuña pero no se le va a plantar delante. Sabe que lo van a amenazar con denunciarlo, pero a la cuadra se olvidaron.
Yo he hecho que colectiveros desaforados bajen la velocidad, pero no porque los haya amedrentado mi físico exhuberante, sino porque no tienen otra opción.
Yo sé que les va a temblar todo el cuerpo, que la voz les saldrá en falsete, que sentirán que el esfínter no dominan, pero hagan la prueba. Plántensele un día y exíjanle, con voz firme y tranquila.
No sólo lograrán que la bestia hocique, sino que los embargará una dulce sensación de triunfo.

Almendra dijo...

Ade, tal vez te equivoques en este caso, o al menos, tal vez tu teoría no funcione en toditos los casos con esta fauna malparida.

¿Por qué?

Una tarde, tomamos el 46 con mi vieja (está divina pero tiene 65 pirulos, osea que puedo decir que estaba con una señora mayor), mi nena con alrededor de 8 meses, cochecito, bártulos y etcéteras.

En Liniers le pregunto al chofer si tenía parada en Rivadavia y Carhué, me dice que no, que me baje en la siguiente que estaba a pocas cuadras.

Le pido por favor si me pudiese parar en Carhué ya que había mucho sol, era pleno mediodía y pleno verano y mi nena es superblanquísima. El sol le hace muy mal (por supuesto no le expliqué todo esto ya que apelé a su sensibilidad).

Me dijo, literalmente -"¡camine señora!"-, en ese tono dulce y comprensivo que suelen usar cuando tienen ganas.

A lo que yo, esta vez, apelando a la legalidad, le recité la ley que cita el Brujo, de memoria "Las personas discapacitadas, embarazadas o mujeres con niños pequeños tenemos el derecho de bajar o subir por la puerta de adelante, en cualquier esquina del recorrido durante las 24 horas del día".

A lo que el mamut me respondió, -"Ahora, vaya a bajar por atrás, señora"-, mientras se pasaba de largo la parada que ya quedaba a 2 cuadras de Carhué.

Con la dulzura y la amabilidad que me caracterizan, le dije -"Me abrís la puerta ya, porque te tiro el cochecito por la cabeza y la reputa madre que te parió" (mientras mi vieja lo puteaba de fondo con un arcoiris de improperios bastante interesantes).

El tipo llegó a la segunda parada después de Carhué, paró, abrió la puerta delantera, y mientras bajábamos nos dijo -"bien educaditas resultaron las señoras"-.
Claro, poque él era un lord inglés!!!

Llamé a la CNRT, hice la denuncia y a los 15 días me mandaron un mail como respuesta, diciendo que la empresa ya había tomado conocimiento de
mi denuncia, nada más, nunca más.

Esto es absolutamente verídico y sucedió este verano que pasó.

eeeeeeeeeeeehhh!!!
queselevacer...

ADENOZ dijo...

Justamente, Almen, ahi está el tema.
Yo entiendo que, con tu vieja y tu nena, es difícil hacerse la macha.
Pero, qué? ibas sola en el cole? no había ningún pelmazo que se parara y se le impusiera al velociraptor? No estaba presente ninguna de esas gritonas al pedo? Si un par de pasajeros (hombre o mujer, no importa) pone lo que hay que poner, las bestias reculan.
Pero no, te dejan sola y después dicen: que barbaridad, dónde iremos a parar? No se púede creer, que cosa, no? Che, viste que la echaron a la Nazarena? En fin, paradaaaaa.

Almendra dijo...

A full!

Estar latiendo dijo...

Me contó una mina el otro día, que en la línea 2, un colectivero no le paró a otra mina, ella fue, lo sopapeo, y el hombre se la devolvió...(¡!)

Hay de todo...

besos de frutillas:

Ju

pd: perdonado don Brujo (y meditaré con la almohada su edición, con prólogo de su esposa...)

Lady Vag (abunda) dijo...

(lapsus)

acabo de ver a su pitufo y me descostille de risa!!!!! jajajajajajaja

Natu dijo...

Es una realidad de todos los dias, cada uno hace lo suyo sin importarle lo demás, yo tambien espero enseñarle a mis hijos lo que seguro no aprenderan fuera de casa.
Saludos.

Dalma dijo...

Brujo, te pido por favor que me digas que lo de las orejas de duende es mentira, que es un truco fotografico
Es que no me da la cabeza para creer que alguien realmente pueda tener el balero tan mal como para llegar a eso.

Brujofer dijo...

Dalma: Lamentablemente es cierto.
es una operación que está de moda en Europa.

Ju: En en 2 están muy zarpados. ¿Ningún hombre vió esto? Un tipo que le pega a una mina, merece ser asesinado (literalmente)

Lady: El pitufo está muy drogado casi todo el tiempo.

Natu: Sabia decisión.

Estar latiendo dijo...

Terminaron en la comisaría...

Lolix dijo...

Y qué pasó cuando llamaste a la CNRT...

Igual, tiene razón Ade, hay cosas que, como no se van a solucionar así de fácil, quizás haya que sacarse las ganas y listo.

SOPHIE dijo...

Son cosas que lamentablemente suceden y no puedo entender. No logro entender cómo si a mí no me cuesta nada dejar paso a una ambulancia al automovilista de al lado le agarró un ataque de sordera y no escucha la sirena.
Lo mismo con los colectiveros cuando suponen que por ser joven tendrías que subir rápido al colectivo y estás en condiciones de mantenerte haciendo equilibrio mientras arranca.

Pero también es cierto que los peatones, así solitos también hacen de las suyas. Cruzan cuando el semáforo indica que deben quedarse sobre la vereda, no ayudan a un invidente a cruzar la calle cuando lo ven paradito ahí.... que se yo. Son muchas cosas que se acumulan y que hacen de cada persona un individuo que piensa en si mismo y nada más.

Por eso lo único que rescaté de bueno de las últimas elecciones fue justamente presidir una mesa y la condición era la buena onda, el buen humor, la buena predisposición y al que se quejaba por dejar pasar a una señora mayor o una embarazada o persona con bebé no le dábamos caramelos ;-)

Besos y espero seguir pasando por aquí.

Sophie