22 agosto, 2007

Me perdí el premio al empleado del mes

Luego de mi estado de gripe del finde semana largo, llegó al Martes y yo estaba seguro que, con la suerte que tengo, estaría en perfectas condiciones de concurrir a la oficina a cumplir con el mandato divino de regalarle sangre al sistema, pero NOOOOOOOO, sigo con fiebre!!!!
Así que no quedó otra que levantar el teléfono y avisar que no puedo ir a trabajar. Pero las noticias no terminaron ahí, ya que hoy Miércoles tampoco fuí al trabajo. ¿¡No soy un loco bárbaro!?
No, ya lo sé.
El tema es que sigo con fiebre (aunque ya no tan alta) y con la garganta roja y ,sobre todo, sin ganas de nada.
Les posteo algo que me llegó por mail (o sea que NO LO ESCRIBÍ YO) y que me hizo reir mucho.
Si, ya sé que es re-ladri postear algo que no es de uno, pero es que me cuesta estar frente a la PC con este malestar, así que hago lo más fácil.
Espero les guste y hasta la póxima. (Espero que sin fiebre)

DIARIO DE ELLA Y EL

DIARIO DE ELLA

El domingo por la noche lo encontré raro. Habíamos quedado en un bar para tomar una copa. Estuve toda la tarde de compras con unas amigas y pensé que era culpa mia, porque llegué un poco tarde, aunque él no hizo ningún comentario.
La conversación no era muy animada, así que le propuse ir a un lugar más intimo para poder charlar más tranquilamente. Fuimos a un restaurante y el seguía portándose de forma extraña. Estaba como ausente. Entonces pensé que sería culpa mía por el retraso, o quizás algo más serio rondaba por su cabeza.
Le pregunté y me dijo que no tenia nada que ver conmigo. Pero no me quedé convencida.
En el camino de regreso a casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y el se limito a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme. No se como explicar su actitud porque no me dijo que él también me quería. Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme. Por eso intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarla con aire distante, como haciéndome ver que todo había acabado entre nosotros. Por fin desistí y le dije que me iba a la cama. Mas o menos diez minutos mas tarde, él vino también y, para mi sorpresa, correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo un aire distraído.
Después quise afrontar la situación , hablar con él cuanto antes, pero se quedó dormido. Empecé a llorar y lo hice durante horas hasta que quedé dormida.
No se que hacer. Estoy casi segura que sus pensamientos están con otra mujer. Mi vida es un autentico desastre.


DIARIO DE EL

Perdió Boca. Que bajón. Al menos me eché un polvo.



No te entregues

7 comentarios:

Horacio dijo...

ya lo conocía ese mail, es muuuuuuy bueno, jajajaja

pero bueno, por lo menos hago el PRIIIII!!!!! :P

Tomás Münzer dijo...

JAJAJAJA, EXCELENTE, LARGUÉ UNA CARCAJADA EXAGERADA, POR SUERTE NO HAY NADIE EN LA OFICINA, NO ES TUYO PERO ESTUVO MUY BUENO, O NO, ESPERÁ, ESO ES MALO TU MEJOR POST NO ES TUYO... UHIA...

Dalma dijo...

Es una de las cosas más machistas que he leído en mi vida.
Como se nota que uds no sufren del síndrome pre menstrual.
Que falta de sensibilidad, mi dios


Aunque leyendo de nuevo...está gracioso...jajajajajjajaj :)


Gracioso, pero machista.


Bue, ta bueno igual ;)

Tomás Münzer dijo...

Bueno, Dalmita, por eso nos reímos, porque es un chiste, machista, pero chiste al fin (quién no ha pensado eso alguna vez, me sentí identificado, por lo que nos estamos riendo de nosotros también)

Dalma dijo...

Tenes razon, Tomas
Hay que tener humor en la vida.

Me hiciste acordar al chiste feminista del manicito...pero tá..
dejala ahi.

Stella dijo...

re-ladri es postear algo ajeno y adjudicárselo a uno mismo.
Este del diario, bien valió la pena copiarlo!!
Muy bueno! jajaja

veroblog dijo...

muuuuy bueno y divertido!